KDA4A0.jpg

Somos valientes,
Somos libres,
Somos Ciudadanos.

Somos/ afiliados, cargos públicos y orgánicos de Ciudadanos que creemos en este proyecto y en los valores e ideas que defiende. 

 
 

Objetivo/ Ha llegado el momento de dar la voz a los afiliados y que entre todos decidamos, en una asamblea general extraordinaria, qué refundación queremos.

Únete/ Si quieres salvar este proyecto, si tú también quieres que Ciudadanos vuelva a ser lo que nunca tuvo que dejar de ser. 

arrow&v

¡Gracias por unirte a #SomosCiudadanos!

 

Firmantes/ Muchos son los afiliados y cargos que ya apoyan esta iniciativa ¡Juntos Somos Ciudadanos!

 
 

Manifiesto/ Somos Ciudadanos.

Ciudadanos nació de la sociedad civil en 2006 para defender los valores constitucionales donde más peligraban: Cataluña. A partir de ahí, con Albert Rivera al frente, el partido fue creciendo y consolidándose en Cataluña a la vez que muchas voces provenientes del resto de España pedían su salto a la política nacional.

 

Fue en el año 2013, mediante la plataforma Movimiento Ciudadano, cuando Ciudadanos decidió dar el salto a la política nacional. Una iniciativa que nos ilusionó a miles de españoles con la voluntad de cambiar las cosas, de dar la palabra a los ciudadanos; un movimiento civil que abogaba por pasar de la indignación a la ilusión y a la acción. Se advertía que España se enfrentaba a una crisis económica, institucional y territorial, y frente a ello se apostaba por reforzar valores civiles como la libertad, la igualdad, la unión o la solidaridad y poner en marcha varias reformas necesarias en España. Fuimos muchos los que vimos una luz de esperanza y nos sumamos, a partir de entonces, a Ciudadanos.

 

Hoy, casi 9 años después de esa llamada a la ilusión y al cambio, los problemas que afronta España siguen igual o peor. No obstante, las soluciones que se deben aplicar y que desde Ciudadanos se promovían, han sido abandonadas por nuestra actual dirección. Y lo son desde que Inés Arrimadas y su equipo se pusieron al frente del partido abandonando la defensa de los principios y valores que caracterizaban a Ciudadanos. Los constantes pactos con el gobierno de Pedro Sánchez y Podemos, tanto en el Congreso como para impulsar mociones de censura en la Región de Murcia y la Comunidad de Madrid y en otros municipios, son un claro ejemplo de la deriva a la que la actual dirección está llevando al partido. Este no era el Ciudadanos por el que nos ilusionamos y afiliamos.

 

Los errores estratégicos y la falta de autocrítica, con una huida hacia adelante, se ha instalado en toda la dirección del partido. Ni la pérdida continua de apoyo electoral ni la fuga constante de afiliados y cargos ha originado un mínimo cambio por parte de la dirección. Hemos pasado de 166 diputados autonómicos a 43, de cerca de 30.000 afiliados a 6000 y los sondeos tampoco son nada optimistas, indicando que Ciudadanos desaparecería al quedarse por debajo del 2% de voto.

 

Hoy en Ciudadanos conviven dos almas. Los que vinimos atraídos por sus ideas y valores, y nos dejamos la piel, altruistamente, para construir y hacer crecer este proyecto liderado por Albert Rivera. Y los que se afiliaron al calor de las encuestas, viniendo a mesa puesta, exigiendo puestos y cargos, convirtiéndose en el núcleo más cercano a Inés Arrimadas que la han convertido en una presidenta despegada de la realidad, que utiliza a Ciudadanos como escudo para ocultar su propia crisis, que no pisa la calle y que no visita ni a los territorios ni a los cargos públicos y orgánicos que están día a día cerca de los afiliados y de los ciudadanos.

 

Ha llegado el momento de dar la voz a los afiliados y que ellos decidan, en una asamblea general extraordinaria, qué refundación quieren. El problema de Cs no es el logo, ni el color, ni los afiliados, ni de aquellos que dimitieron de sus responsabilidades ejecutivas hace ya casi tres años. El problema de Cs es el de las personas que lo dirigen estos últimos años, que anteponen sus intereses personales y económicos, atrincherándose en el cargo, al interés general del partido y de España.

 

Los firmantes de este manifiesto pedimos la dimisión inmediata del Comité Ejecutivo y la convocatoria de una asamblea extraordinaria para que los afiliados elijan una nueva dirección y una nueva estrategia política. No existen ya excusas para no hacerlo de manera urgente. Con las elecciones municipales y autonómicas a la vuelta de la esquina, la dirección del partido quiere, otra vez, ganar tiempo para poner a los afiliados contra la espada y la pared en enero. Demasiado tarde.

 

Somos más los que amamos a Ciudadanos. Somos más los que defendemos los valores y principios que nos hicieron levantarnos del sofá y aportar nuestro granito de arena para construir este proyecto. Somos más los que creemos en este proyecto que defiende la libertad, la igualdad, la unión y la solidaridad. Somos más los que creemos que Ciudadanos era necesario y que ahora es imprescindible.

#SomosCs

Carta de adhesión/ Concejales de Alicante

Tras el pésimo resultado obtenido en las elecciones al parlamento andaluz del pasado junio, un grupo importante de concejales de la provincia de Alicante firmamos un manifiesto en el que se proponía activar, desde los órganos internos, las herramientas necesarias para decidir, entre otros asuntos, los posibles acuerdos electorales con otras formaciones políticas en convocatorias futuras.

Las acciones adoptadas por la dirección nacional de Ciudadanos desde aquella fecha, llevan a la conclusión de que nadie en la misma está dispuesto a asumir la responsabilidad de los continuos fracasos electorales que nuestro partido ha venido recibiendo, planteando en su defecto un proceso de refundación que, a todas luces, llega tarde y que al estar pilotado por las mismas personas que han conducido a Cs a la crítica situación en que se encuentra quedan, en nuestra opinión, incapacitados para dirigirlo.

Sin compartir en su totalidad el texto que el manifiesto del grupo de afiliados y cargos públicos de Somos Ciudadanos  exhibe en su sitio web, sí que creemos que es necesario en este momento exigir, como en él se recoge, la dimisión inmediata del Comité Ejecutivo y la convocatoria de una asamblea extraordinaria para que los afiliados elijan una nueva dirección y una nueva estrategia política.

Por ello y convencidos de que la plataforma Somos Ciudadanos respeta escrupulosamente los mecanismos internos que Cs contempla en sus estatutos y reglamentos para llevar a cabo un debate que conduzca a un Congreso Extraordinario, donde TODOS decidamos el camino a recorrer, hemos decidido adherirnos al manifiesto y a la petición recogida en él.